Tal parece que el CORI, partido del showman-político catalán Ariel Santamaria -que recientemente consiguiera ser elegido concejal de Reus-, va a formar parte de la candidatura del Partido Cannabico Navarro RCN-NOK (o ‘Representación’ cannabica, como se definen) para las próximas Elecciones Europeas.

Desde Rosas Verdes hemos respetado siempre a aquellos que se lanzan a la arena política para defender sus ideas. Pero creemos que todo tiene límites. Y uno de ellos es, desde luego, el del ridículo.

Que un payaso -reconocido- forme parte de una oferta electoral, solo hace que invalidarla. Llevándose en este caso por delante todas las voluntades y el trabajo de los que de verdad pelean por la legalización, y no por salir en la portada del diario local de turno o por promocionarse para Eurovisión. Fíjense, sin ir más lejos, en el lamentable vídeo de presentación del indivíduo.

Les aseguro que ha sido una desagradable sorpresa, porque miren que los navarros han estado acertados en el pasado cuando han querido sorprender: la feria Sanferweed, sus conciertos gratuítos con lluvia de esquejes, su campaña de móviles o su reciente sologan ‘Yes, we cannabis’, dan buena fe de ello. Pero en esta ocasión, me temo que no han podido tener menos tino.

Si esta es la forma de presentarnos ante la sociedad como una solución seria y factible a los problemas de la prohibición, y quitarnos el sanbenito de freaks juerguistas e indolentes … apaga y vámonos.

Esta entrada se colgó el viernes, febrero 27th, 2009 at 1:01 y está archivada en Activismo, Política. Suscríbete a los comentarios RSS 2.0 feed. Comentarios y pings están cerrados.