El colectivo Rosas Verdes está compuesto por afiliados, simpatizantes y colaboradores del PSOE. Desde nuestra condición de socialistas, reivindicamos una política diferente sobre la cuestión del cannabis, no represiva, y que contemple la regulación de su uso y consumo. Una visión socialista sobre lo que no es un problema sanitario, ni de orden público, sino político. Quiere ser este un espacio de información, que incite a la reflexión y al debate no solo dentro de la sociedad sino también, y sobre todo, dentro del Partido Socialista.

Subscribe to Rosas Verdes

Roy Tanck's Flickr Widget requires Flash Player 9 or better.


  • Miguel: Pablo estamos con las victimas, pero no con Esperanza, Pilar...
  • Maripuchi: Impactante foto, Pablo....
  • luis miguel perez: Vaya con los sociolistos encima de fumetas intransigentes! Q...
  • Rosas Verdes: Ales, el que ha escrito esto te reitera que le parece una bu...
  • ddaa: No se trata de abrir una discusión entre la política del PSO...
  • Ales: A ver chicos no me seáis talibanes mediáticos que esto parec...
  • ddaa: Un punto por el reconocimiento de su consumo, pero cero pata...

Gracias a DDAA, por los links

No es lo mismo

Lo rentable de la legalidad

Los laboratorios catalanes Admirall acaban de pegar un subidón en bolsa, en medio de la locura bajista de la crisis.

¿Saben por la venta de qué producto? Del Sativex, desarrollado por la farmacéutica GW, del que tiene los derechos comerciales para su distribución mundial (salvo en el Reino Unido). Y eso que aún se encuentra en la Fase III (previa a la comercialización).

El Sativex es un derivado farmacológico del cannabis, y la única forma legal de consumo de su principio activo. Pero es, en esencia, THC y excipientes. Se administra en forma de pulverizador aplicado en la mucosa bucal, y fue el primer fármaco derivado del cannabis en ser autorizado después de obtener su aprobación en Canadá en 2005 como ayuda al tratamiento del dolor neuropático en pacientes con esclerosis múltiple. Aquí en España solo se autorizó su uso en farmacias hospitalarias, de seis centros de salud catalanes.

En cuanto a los efectos beneficiosos sobre los pacientes, las diferencias entre la administración del compuesto derivado y forma vegetal original, son despreciables. Pero, mientras el primero está controlado por la poderosa industria farmacéutica, la planta es ilegal.

Vamos, que ya tenemos a otra empresa forrándose (literalmente) por envasar -y, ojo, revender a los enfermos- lo que uno lleva cultivando en su huerto desde hace 20 años.

Manda cojones.

Frases célebres 3

“La enfermedad o la adicción a sustancias con mayor índice de prevalencia, es decir, la más numerosa, es el alcoholismo junto con el tabaquismo, porque muchas veces suelen ser concomitantes. A continuación estaría el cannabis, no tanto porque acudan a consulta, sino por tratarse del consumo siguiente, pero ya sin esas características de enfermedad.”

José Antonio de la Rica, Jefe de asistencia psiquiátrica y salud mental de Osakidetza

Juanma

En este blog no solemos tocar el tema del uso medicinal del cannabis, más centrados como estamos en el uso lúdico; pero es indudable que hay una pelea paralela, que llevan librando enfermos y familiares desde hace décadas, para que se permita la utilización de la planta de marihuana como medicamento.

Os puedo asegurar que todos y cada uno de los casos que he conocido, de personas que consumen marihuana para paliar su enfermedad, son sangrantes. Gentes que conviven con patologías de imposible curación, como la esclerosis múltiple o el glaucoma, que viven con constantes migrañas, son pacientes de SIDA, o padecen alguna forma de cancer y no soportan los efectos secundarios del tratamiento. De entre todos, hay alguien que hoy quiero destacar; por su tesón en la pelea, por su ánimo inquebrantable y por representar muy bien los efectos de esta injusta política que condena a los que sufren: Juan Manuel Rodríguez, Juanma.

Juanma padece una enfermedad neurológica degenerativa, que le ha postrado en una silla de ruedas y condenado a una vida de sufrimiento desde hace más de 17 años. Sufrimiento que él logra paliar mediante la marihuana. Y como Juanma es un buen ciudadano, le ha pedido permiso al Estado para poder cultivar la marihuana que necesita para mitigar su dolor.

Y el Estado le ha dicho a Juanma que no, que no puede plantar, que no puede consumir. Que, además de enfermo, es un delincuente.

Pero el no se ha achantado:

En su blog, a través de una campaña de firmas (no te vayas sin dejar la tuya) y, desde luego, consiguiendo el apoyo de la comunidad cannabica en pleno: revistas, asociaciones, páginas web … el corajudo Juanma ha demostrado que no se va a dejar doblegar, que su lucha es justa y que las ley se equivoca, cerrando los ojos ante casos como el suyo. No dejéis de leer su declaración de intenciones.

De entre todas las injusticias que sufren los usuarios de drogas, las que se cometen contra los enfermos que las utilizan como medicamento, es la más deleznable. Sirva esta entrada para iniciar la sección ‘Mi medicina’, en la que daremos a conocer otros casos como el de Juanma, a ver si de una puñetera vez las autoridades se dejan de tímidos experimentos hospitalarios y permiten que, los que la necesitan, accedan a la yerba.

Esta va por Juanma. Y por Luz, Carlos, Ana, Rosa, Tony, Mena, Nahim, Luis … y el resto de personas que sufren y a las que, con una imperdonable falta de humanidad, les negamos su remedio.

© 2008 Tema Yerba Garden 1.0 por El Insomne y Hashman