cancer-mama

Hoy es el Día Contra el Cáncer de Mama.

Desde Rosas Verdes mandamos un inmenso abrazo a todas las mujeres que están peleando contra esa puñetera enfermedad.

Y recordamos que fue precisamente una asociación catalana de mujeres, el Grupo Agata, la que más fervientemente peleó con la administración para que se permitiera el uso compasivo del cannabis a las pacientes de quimioterapia, allá por el 2001.

Uno de los usos más extendidos -y comprobados– del cannabis como medicamente, es precisamente el de mitigar los efectos adversos de la quimioterapia en pacientes oncológicos. Ayuda a evitar los desagradables vómitos y náuseas, favorece el apetito, mitiga ciertos dolores asociados, ayuda a conciliar el sueño y, desde luego, a afrontar la situación con otro estado de ánimo.

Os dejo unos extractos de la entrevista que realizaran a Montserrat Domènech, presidenta de Agata, en el año 2004:

“El problema es que la comunidad médica muchas veces no sabe cómo reaccionar ante este tema”

“el alivio de las náuseas era automático”

“Cuando estás pasando por un cáncer no le das tanta importancia a la marihuana. Yo entiendo que esto es lo más morboso, pero hay un montón de problemas que rodean al cáncer y que siguen sin estar resueltos”

“No conozco a nadie que se haya quedado enganchado, la mayoría no lo vuelve a probar”

“La gente alucinaría si viese la cantidad de mujeres, hasta de 70 años, que vienen a la asociación preguntándonos ‘Cómo me lo tomo’, o ‘Dame una semilla que yo misma la planto en mi casa'”

“Si la marihuana se vendiese en las farmacias contaríamos con la garantía de que el principio activo tendría siempre la misma concentración, no como ahora”

“si recayese volvería a tomar marihuana”

Hoy va por ellas, y por todas vosotras.

Esta entrada se colgó el Lunes, Octubre 19th, 2009 at 19:30 y está archivada en Medicina, Noticias. Suscríbete a los comentarios RSS 2.0 feed. Comentarios y pings están cerrados.