Primero fue la experiencia piloto en Cataluña, administrando Sativex en unas cuántas farmacias hospitalarias; después llegó Baleares, con su proyecto de marihuana medicinal. Y ahora ha sido Euskadi la que se ha apuntado al carro de la marihuana terapéutica, abriendo el debate sobre su uso como paliativo.

No olvidemos que las competencias en sanidad están transferidas a las comunidades autónomas, y que han de ser estas, en último término, las que decidan la aplicación o no de las recomendaciones del Ministerio de Sanidad.

Tres comunidades gobernadas por socialistas, han dado el paso.

Esta entrada se colgó el martes, junio 16th, 2009 at 12:53 y está archivada en Medicina, Noticias, Política. Suscríbete a los comentarios RSS 2.0 feed. Comentarios y pings están cerrados.